Receta: Muesli crujiente con frutos secos

publicado en: Sin categoría | 0

Son ya unos cuantos meses desde que incorporé el Muesli crujiente con frutos secos a la oferta de productos para el grupo de consumo… y algunas sois fieles a él 😉 Así que por si os apetece hacerlo, aquí va la receta que sigo para elaborarlo. El mérito no es mío, hace más de 5 años que llevo elaborándolo pero la receta original la podéis encontrar en este blog francés. El texto que a continuación sigue es una adaptación del mismo.

Hay muchas recetas e ingredientes para hacerlo pero lo importante es la fórmula. En efecto, los ingredientes básicos del muesli – los copos de cereales, los frutos secos, el aceite, las especias, el edulcorante – son grandes familias que ofrecen innumerables opciones, y para preparar el vuestro basta con elegir los miembros de estas familias que más os gusten y/o que tengáis a mano. Así que una vez establecida tu fórmula base, puedes ir variando los ingredientes, pero siempre será rico en frutos secos, ligero en especias y moderadamente dulce.

En casa tenemos cocina de leña con horno, así que durante la mitad del año, aprovecho que la cocina está en marcha para hornear el muesli en él. Pero cuando empieza el calor, utilizo el horno eléctrico y es en este caso donde hay una cosa en particular que hago diferente a lo que indican la mayoría de las recetas: tuesto el muesli empezando con el horno frío. Así aprovecho la energía del horno mientras se precalienta.

Fórmula básica*

280 g de copos de cereales (tipo porridge y no tipo corn flakes): avena, espelta, trigo, centeno, cebada, arroz, pero también quinoa, sorgo…
– 170 g de semillas y frutos secos picados en trozos grandes: una mezcla de almendras, nueces, avellanas, anacardos, pistachos… y semillas de lino, girasol, sésamo, calabaza…)
– 2 cucharadas soperas de aceite de oliva (o de girasol, de colza, de coco…)
– 6 cucharadas soperas de un líquido dulce. Yo utilizo sirope de arroz para no desnaturalizar la miel al calentarla. (miel, sirope de ágave… o una mezcla; también se puede utilizar mermelada o un puré de frutas no azucarado, pero entonces habrá que añadir un poco más porque no están compuestos de azúcar al 100%)
– 1 o 2 cucharaditas de especias molidas (una mezcla de especias picantes como la canela, el jengibre, la nuez moscada, una mezcla para pan de especias…)
– 1 cucharadita de sal
– 1 cucharada sopera de extracto de vainilla hecha en casa (1 cucharadita si se ha comprado en un comercio, pues será más concentrada)

Opcionales:
– 30 g de coco
– 30 g de germen de trigo o avena
– 60 g de chocolate (picados en trozos grandes)
– 120 g de frutas secas (picadas en trozos grandes)
(pasas, arándanos, ciruelas, dátiles, higos, cerezas, mango, plátano, manzana… o una mezcla)

*: en negrita los ingredientes que suelo emplear

La receta puede ser doblada, utilizando dos bandejas del horno.

Elaboración

Untar una bandeja del horno (de unos 30 por 40 cm) con un poco de aceite.

Poner todos los ingredientes (excepto las frutas deshidratadas y el chocolate) en una ensaladera mediana y remover vigorosamente con un tenedor durante unos minutos hasta que todo esté bien mezclado.

Distribuirlo sobre la bandeja y meterla en el centro del horno. Encender el horno a 150º y cocer el muesli vigilando bien y removiendo cada 10 minutos, hasta que haya tomado un color que os guste (todavía no estará crujiente en ese estado). En mi horno son unos 30 minutos partiendo del horno frío.

Mezclar una última vez y dejar que se enfríe en la bandeja (cuando se enfría es cuando se vuelve crujiente) antes de añadir las frutas deshidratadas o el chocolate.

Guardar el muesli en un recipiente hermético y conservarlo a temperatura ambiente hasta un mes aproximadamente.

 

Si os animáis, ya contaréis qué tal os ha salido… ¡de rechupete!

Mon